Esperando que todos tengan un excelente día, independientemente del día en que estén leyendo este post, que como saben cada miércoles les tenemos preparado para todos ustedes, recuerden que cada miércoles les contamos cada una de nuestras experiencias en diferentes ámbitos de cada uno de nuestros redactores, esto no es con el fin de crear una mala experiencia o buena de diferentes productos o servicios que utilizamos en nuestro día con día.

El día de hoy te platicare de una de mis mejores experiencias en la categoría de salud, estoy hablando de los laboratorios médicos, hace un par de meses acudí a laboratorios azteca a realizarme diversos análisis clínicos, esto con el objetivo de hacerme un chequeo tradicional de tomo mi cuerpo con la intensión de prevenir cualquier enfermedad que me pueda suscitar en los próximos años, yo soy una persona muy fuerte que le gusta estar clavada todo el tiempo en el trabajo, dedicarme muchos tiempos y espacios espectaculares, con el motivo de disfrutar cada uno de esos lugares, sobre todo uno tiene que estar al cien para vivir la experiencia al máximo, no lo puedo negar que adoro viajar por todos lados, disfrutarlo es mi mayor obsesión, es por esta razón que acudí a este lugar.

El trato es muy bueno, tampoco son los mejores lugares que deseas visitar una vez al año, pero sabes que vas a revisar si tu cuerpo es saludable o debes tener medidas drásticas para ayudar a que este bien, pero regresando al laboratorio, la recepcionista es muy amable, como si le gustara atender a médicos, siempre con una sonrisa en cara, dándote la bienvenida de la mejor forma posible, te pregunta que examen médico necesitas, tomas un turno y es hora de esperar, yo pensé que tendría que esperar muchísimo tiempo, así que tome mi celular mentalizándome para esperar por lo menos más de una hora, pero cuál fue mi sorpresa que los turnos iban pasando muy rápido, en menos de quince minutos ya estaba con el doctor para empezar todas las pruebas, eso me hizo sentir muy feliz porque iba a tener tiempo para pasar por un café y regresar al trabajo a tiempo, el doctor muy amable sobre todo con toda la paciencia del mundo me atendieron, mi sorpresa es que fue muy rápido otros quince minutos y ya estaba afuera del laboratorio, en realidad fue muy simple, siempre me quede con la idea de que tenía que pasar por muchos procedimientos y preguntas pero no fue así. Solo tuve que esperar una semana para recogerlos y listo.

Asi que si eres de las personas que les da flojera hacer todo este tipo de cosas, te recomiendo que vayas, de esta forma sabes que estas bien, es relativamente barato, sobre todo prevés cualquier enfermedad que puedas tener en un par de años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *