Mientras buscaba San Diego home for sale, perdón se me sale lo pocho que llevo dentro. Mientras estaba buscando casas en venta en San Diego veía el Exatlón de TV Azteca, del cual me han contado que es una copia barata de La Isla. Ese día pensé que estaban en lo cierto, pero conforme continué viéndolo, es verdad que tienen demasiadas similitudes, pero cada uno tiene su propia esencia, lo que hace muy disfrutable cada uno.

Comencemos con los conductores de los programas. Por un lado tenemos a Alejandro Lukini, quien tiene un estilo muy bien definido, una combinación entre rudeza y picardía. Su competencia es Antonio Rosique, famoso comentarista deportivo, quien no tiene que actuar, usa su mismo estilo para narrar las competencias del Exatlón que el que utiliza en los partidos de futbol o Juegos Olímpicos. Quizá en ocasiones se puede llegar a decir que le está copiando a Lukini, pero la realidad es que no, siempre ha sido así, con el mismo tono de voz, matices, etc.

Otro aspecto que comparten son ‘las islas’. En La Isla había tres, con diferentes tipos de comodidades, en la mejor tenían de todo. Comida y bebida ilimitada, baños, regaderas, y camas muy cómodas. En cambio en el Exatlón sólo hay dos, el campamento, que es una cabañita con catres y sin alimentos, y la Fortaleza, una cabaña en la que no tienen todos los alimentos, pero pueden sobrevivir de una mejor manera. Así que aquí mantuvieron como una misma esencia, pero dándole un toque más complicado al nuevo programa de TV Azteca.

Ahora hablemos de las competencias. Yo era muy fan de La Isla, había muchos juegos que generaban polémica y divertían, sobre todo aquellos en los que había contacto físico, pues llegaban a calentarse los ánimos y eso ponía candente el asunto. Otros también eran emocionantes, pero los de habilidad mental solían aburrirme. Por varias temporadas fueron implementando nuevos juegos, siempre sacando lo mejor y lo peor de los concursantes, sean famosos o no. En el Exatlón puede llegar a ser muy repetitivo el mismo juego, aunque han tratado de darle variantes y lo han conseguido de buena manera. Además de que en ocasiones ponen a competir a los del Exatlón México con los de Brasil, haciendo que se vuelva en una competencia por el orgullo de cada país.

La verdad es que son muy parecidos, con una idea central que parecen ser gemelas, pero la esencia es completamente diferente. El Exatlón es más de deportivismo, resistencia y poder; mientras que La Isla era más de supervivencia y estaba mucho más cargada de drama, lo que, siendo sinceros, atrae muchísimo público y da mayor rating. Sin embargo, debo decir que la última temporada no fue de mi agrado, siento que la hicieron muy rápido y al aventón, además de que no supieron elegir bien a los participantes e hicieron que el programa terminara muy rápido, al pasar dos o tres capítulos al día. Hay que disfrutar de cada uno de los programas, ya que tienen lo suyo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *