Una mirada en cuanto al comportamiento del mercado de los servicios postales

Los servicios postales que incluyen todo un complejo proceso de envíos de paquetería están sufriendo todo un cambio y ajuste ante el crecimiento del comercio electrónico.

Tan solo en un estudio realizado en los Estados Unidos se observa que el tamaño del mercado mundial de correos postales alcanzó alrededor de 320.000 millones de dólares en el 2015.

El componente transfronterizo se mantuvo en algo menos del 4%. Sin embargo, es muy probable que la proporción de puestos internacionales crezca de manera constante en los próximos años, dada la rápida expansión de las transacciones internacionales del comercio electrónico.

Mientras que el número de artículos de correos está en declive, el peso promedio ha aumentado la propiedad del rápido crecimiento del segmento de paquetes.

El tamaño del mercado de envíos de paquetería está aumentando sin ambigüedades y ha alcanzado los 260.000 millones de dólares en 2015. La proporción del componente de peso ligero transfronterizo se sitúa en torno al 12% al igual que el componente internacional de peso más alto.

En términos de volumen, los servicios postales representan una gran mayoría del tráfico internacional, ya que tienden a transportar predominantemente paquetes de menor peso, mientras que los competidores tienden a transportar y entregar paquetes de mayor valor y mayor rendimiento.

En este caso, los envíos expresos y los paquetes transportados por los correos no ha compensado la disminución del correo postal ni ha mantenido el ritmo de crecimiento del mercado.

La visión mundial del mercado es un tanto engañosa, ya que el tamaño del mercado y el crecimiento difieren considerablemente según la región.

Vemos por ejemplo que son tres regiones (Norteamérica, Europa y Asia) las que representan la gran mayoría de los ingresos y volúmenes de cartas y paquetes transfronterizos.

La cifra también implica que algunos flujos intra-regionales son más sustanciales que otros. Comparando Europa con América del Norte, por ejemplo, vemos que representan el 50% y el 24% del volumen transfronterizo mundial y el 40% y el 37% de los ingresos, respectivamente.

Con más del doble del volumen y de los mismos ingresos, Europa tiene un tráfico regional mucho mayor que Norteamérica.

Con un crecimiento mundial esperado de más del 10% al año, el comercio electrónico transfronterizo sigue representando un potencial sin explotar para el sector postal.

El mercado de comercio electrónico es muy dinámico y se caracteriza por la rápida aparición de nuevos modelos de negocio y de jugadores que se desplazan hacia arriba y hacia abajo en la cadena de valor.

Los servicios postales están mejor situados para explotar el potencial del comercio electrónico, pero deben seguir innovando para adaptarse a las necesidades cambiantes de los consumidores y vendedores electrónicos y poder competir con éxito en el mercado.

Gracias a las nuevas plataformas globales de TI, las MIPYMES enfrentan cada vez menos obstáculos para acceder a los mercados mundiales.

Esto permite actualmente a millones de nuevas pequeñas y medianas empresas vender a través de las fronteras.

La eliminación de las barreras restantes y la satisfacción de las necesidades de estas nuevas micromultinacionales podrían impulsar el comercio electrónico transfronterizo en más del 75% en el 2020.

Aunque los servicios postales de todo el mundo se enfrentan a condiciones económicas y modelos de negocio muy divergentes, parecería que las entregas se realiza en vuelos privados ya que la mayoría se enfrenta a los mismos retos de volúmenes decrecientes y la necesidad de entrar en nuevas áreas de negocio o desarrollar servicios postales de acuerdo con las expectativas de los ciudadanos.

Curiosamente, la disminución del correo postal internacional, que se atribuye principalmente a la desviación electrónica, ha afectado en menor proporción a los países industrializados altamente digitalizados, no así a los países en desarrollo.

Esto se debe principalmente a la convergencia de varios factores que incluyen lo siguiente:

  • La reciente recesión económica ha afectado a los países en desarrollo de manera desproporcionada;
  • El entorno competitivo en los países en desarrollo se ha intensificado considerablemente con los nuevos operadores y los integradores tradicionales que desafían ferozmente las cuotas de mercado de los correos postales
  • La adopción de tecnología (por ejemplo, dispositivos móviles) en se ha acelerado, particularmente en el segmento de educación superior de ingresos más altos que envía y recibe la mayor parte del correo.